Cargando...

Preguntas Frecuentes

Entre un 10- 15% de las parejas presentan dificultades para lograr el embarazo luego de 1 año de mantener relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos.
Por lo tanto, si pasados los 12 meses no se logra el embarazo, debería comenzar el estudio completo de ambos miembros de la pareja. Este tiempo de espera es más corto (6 meses) para aquellas parejas con antecedentes de patologías que puedan afectar su fertilidad y mujeres mayores de 35 años.
Respecto a las causas de infertilidad aproximadamente 40% se deben a factor femenino, 40% a factor masculino y 20 % combinada, incluyendo los casos de esterilidad sin causa aparente (ESCA).

Entre un 10- 15% de las parejas presentan dificultades para lograr el embarazo luego de 1 año de mantener relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos.
Por lo tanto, si pasados los 12 meses no se logra el embarazo, debería comenzar el estudio completo de ambos miembros de la pareja. Este tiempo de espera es más corto (6 meses) para aquellas parejas con antecedentes de patologías que puedan afectar su fertilidad y mujeres mayores de 35 años.
Respecto a las causas de infertilidad aproximadamente 40% se deben a factor femenino, 40% a factor masculino y 20 % combinada, incluyendo los casos de esterilidad sin causa aparente (ESCA).

El antecedente de tener uno o más hijos, es un elemento de buen pronóstico, pero no garantiza la posibilidad de gestación posterior. Más aún si se trata de una pareja diferente. También importa el tiempo transcurrido desde el último embarazo, la edad actual de la mujer, la existencia de cirugías o infecciones pélvicas, tratamientos que puedan afectar la reserva ovárica entre otras muchas variables que deberán evaluarse en forma individual y exhaustiva.

La toma de anticonceptivos orales (ACO) no afectan el pronóstico reproductivo, así como tampoco la cantidad y/o calidad de los óvulos de la mujer.

Es importante tomar en consideración la causa por la cual se inició la toma, dado que si por ejemplo, fue por dolor menstrual, tal vez de fondo pueda haber alguna causa que sí se vincule a dificultades concepcionales.

Una vez que se suspende la toma de anticonceptivos, hay mujeres que inmediatamente comienzan a ciclar normalmente, o incluso aumenta la chance de ovulación múltiple, por lo cual -según cada caso- la recomendación podrá ser esperar máximo 3 ciclos antes de buscar embarazo y así disminuir la chance de embarazo múltiple. Se aprovecha ese tiempo para iniciar la toma de acido fólico y consulta con ginecólogo para valoración pre concepcional.

En otros casos, el reinicio de los ciclos menstruales espontáneos puede demorarse hasta 1 año (amenorrea post ACO). Según la edad de la mujer se esperarán de 6 a 12 meses.

No se recomienda realizar «descansos» en la toma de anticonceptivos salvo que se esté buscando embarazo en ese momento.

La ligadura tubárica es un método anticonceptivo irreversible dado que no permite el encuentro de los espermatozoides con el óvulo para la concepción.

Sin embargo, existen técnicas de alta complejidad (Fertilización in vitro / FIV) que permiten lograr el embarazo dado que se «saltea» el pasaje por las trompas.

Una consideración a tomar en cuenta es que el FNR excluye a las parejas que presenten algún tipo de esterilización previa (salvo que no tengan hijos).

Son aquellos tratamientos en los cuales la concepción ocurre en el cuerpo de la mujer. En este grupo están las Relaciones Sexuales Programadas (RSP) y la Inseminación Artificial de Cónyugue (IAC) o con semen de Donante (IAD).

En ambos casos los ciclos pueden realizarse con o sin medicación de acuerdo a cada situación. Se realiza un seguimiento ecográfico por vía transvaginal para monitorear el desarrollo folicular y de acuerdo a la evolución, se determina el momento más adecuado para mantener relaciones o para inseminar.

Cuando se indica mantener relaciones, con 1 coito por día es suficiente. Cualquier posición sería adecuada y es conveniente permanecer en forma horizontal por al menos 30 minutos evitando levantarse enseguida (por ejemplo para ir al baño a higienizarse).

La inseminación es un procedimiento ambulatorio en el cual se deposita en la cavidad uterina la muestra de semen preparada, utilizando una pequeña cánula que permeabiliza el cuello uterino.

Las probabilidades reales dependerán de cada caso en particular. En GESTAR tenemos una chance de éxito del 20% con técnicas de baja complejidad.

Debe recordarse que la fecundidad (chance de embarazo por ciclo) en una pareja fértil ronda entre el 18 y 25%.

Son aquellos tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación en el laboratorio de óvulos, espermatozoides o embriones humanos para lograr un embarazo.

Incluye: fertilización in vitro (FIV/ICSI) ya sea con semen de cónyuge o de donante, la transferencia de embriones (TE) , la criopreservación de embriones, la donación de ovocitos y embriones y el útero subrogado (OMS).

Las probabilidades reales dependerán de cada caso en particular.

GESTAR trabaja con el laboratorio del Centro de Esterilidad de Montevideo (CEM), por ser el laboratorio con mayor trayectoria en nuestro país y presentar excelentes resultados, destacándose a nivel regional.

A lo largo de más de 25 años de experiencia, hemos logrado tasas de éxito que superan el 50% en promedio por ciclo y que se aproxima al 70% en los casos de ovodonación.

Debe recordarse que la fecundidad (chance de embarazo por ciclo) en una pareja fértil ronda entre el 18 y 25% y que la edad de la mujer es un factor determinante.

Es la utilización de óvulos provenientes de una donante joven sana y altruista para su utilización en técnicas de alta complejidad, con el fin de lograr embriones que serán transferidos a la receptora. La ovodonación tiene diferentes indicaciones.

Según la normativa de tratamientos de alta complejidad del FNR, estaría indicada en los siguientes casos:

  • Insuficiencia ovárica prematura
  • Alteraciones de la calidad ovocitaria
  • Ausencia o disfunción severa de los ovarios
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas
  • Fallo repetido de tratamiento previo debido a mala calidad embrionaria o baja respuesta ovárica a la estimulación de ovulación

La mala calidad ovocitaria y la reserva ovárica muy reducida junto con la edad son las

principales indicaciones para recurrir a una ovodonación. 

Fuente: Fondo Nacional de Recursos (FNR): Tratamientos mediante Técnicas de Reproducción Asistida de Alta Complejidad – Fondo Nacional de Recursos, Montevideo. Diciembre, 2014

Si bien para la amplia mayoría de mujeres o parejas es una decisión difícil de tomar, es una alternativa que tiene alta chance de éxito e inmensa satisfacción para quienes optan por ella.

En un ciclo natural un solo folículo es el dominante y está destinado a ovular.

Para mejorar las chances de éxito en estos tratamientos se utiliza medicación que estimula a más de un folículo.

Los tipos de medicación y dosis se ajustan a la reserva ovárica (cantidad de óvulos que tiene cada mujer en determinado momento) y al tipo de tratamiento que se esté llevando a cabo.

El desarrollo de los folículos se controla mediante ecografía transvaginal y en los tratamientos de alta complejidad también con los niveles de estradiol en sangre.

No.

La caída de la reserva ovárica es un proceso fisiológico. El momento en que el ovario tiene mayor cantidad de óvulos, es cuando la mujer (dentro del útero de su madre) es un feto en gestación, con 7.000.000 de óvulos aproximadamente.

Al nacer, este número cae a 1.500.000. A partir de ese momento, por un proceso natural llamado atresia el número de óvulos cae indefectiblemente.

Al momento de la menarca (primer menstruación) una mujer tiene unos 300.000 óvulos, de los cuales estarán destinados a ovular únicamente unos 450 a lo largo de su vida reproductiva.

La estimulación ovárica no gasta más óvulos, sino que da chance a que más folículos se desarrollen y den lugar a óvulos disponibles para la fertilidad en ese ciclo, sin afectar al resto.

La ley 19.167 establece que se benefician todos aquellas parejas que requieran técnicas para tratar la infertilidad, así como mujeres sin pareja o mujeres con pareja del mismo sexo. Se contemplan en esta ley los tratamientos de Baja Complejidad y Alta complejidad y su cobertura.

Las técnicas de baja complejidad quedan comprendidas dentro de los programas de asistencia del Sistema Nacional Integrado de Salud y serán financiados con un sistema de copagos hasta 3 intentos, siempre y cuando la mujer no sea mayor de 40 años.

Las técnicas de alta complejidad serán total o parcialmente subsidiadas hasta un máximo de 3 intentos, a través del Fondo Nacional de Recursos, siempre y cuando cumpla con los criterios de selección del mismo.

Ver  ley 19.167

Fuente: Fondo Nacional de Recursos (FNR): Tratamientos mediante Técnicas de Reproducción Asistida de Alta Complejidad – Fondo Nacional de Recursos, Montevideo. Diciembre, 2014

La cobertura financiera del Fondo Nacional de Recursos para el tratamiento de infertilidad con Tratamiento de Reproducción Asistida de Alta Complejidad, considerará los siguientes criterios de selección:

  • Edad de la mujer >18 y < 40 años (con gametos propios y donados) y alguno de los siguientes criterios:
  • Cuando hayan fallado los técnicas de baja complejidad con antecedentes de 3 Inseminaciones Artificiales no exitosas
  • Mujeres sin pareja o con pareja del mismo sexo, en quienes haya fallado los tratamientos de baja complejidad o tengan indicación para alta complejidad.
  • Insuficiencia ovárica prematura
  • Baja reserva ovárica
  • Obstrucción tubárica bilateral, diagnosticada por Histerosalpingografía o Laparoscopía
  • Proceso adherencial pélvico moderado-severo que impida la fecundación espontánea
  • Endometriosis moderada-severa que no sea susceptible de otros tratamientos e impida la fecundación espontánea.
  • Esterilidad sin causa aparente de más de cinco años de evolución en mujeres mayores de 35 años
  • Esterilización previa voluntaria de la mujer y/o su pareja actual, sin hijos vivos
  • Factor masculino con más de una de las siguientes variables:
    • Recuento de espermatozoides < 10.000.000/cc
    • Movilidad progresiva basal < 15%
    • Morfología =< 4%
    • Recuento en Swim-up < 3.000.000 de espermatozoides móviles
  • Enfermedades infectocontagiosas en el hombre (VHC y VIH)

Si la mujer alcanzara los 40 años de edad durante el ciclo de FIV, este se completará, no financiándose inicios de ciclos posteriores.

La solicitud de tratamiento de Reproducción Asistida de Alta Complejidad será

considerada una vez que se hayan corregido las siguientes situaciones transitorias

que condicionan el éxito del procedimiento.

– Indice de Masa Corporal de la mujer < 18

– Indice de Masa Corporal de la mujer > 32

– Alteración de salud psicofísica de cualquiera de los integrantes de la pareja

– Enfermedades infectocontagiosas con carga viral positiva de cualquiera de los

integrantes de la pareja

– Consumo actual de tabaco, alcohol y otras drogas. Se realizará

confirmación bioquímica de esta condición antes del inicio del ciclo de

estimulación para ambos integrantes de la pareja

– Antecedentes de falta de adherencia al tratamiento

La Normativa de Cobertura del FNR para los Tratamiento de la Reproducción Humana mediante Técnicas de Reproducción Asistida de Alta Complejidad encuentra disponible en: www.fnr.gub.uy

Respecto a la cobertura económica, se establece un sistema de copagos ascendente de acuerdo a los ingresos de la persona o pareja, según la declaración realizada ante la DGI.

Cada uno de los 3 intentos implica un porcentaje menor de cobertura por parte del FNR, por tanto se deberá abonar mayor porcentaje del costo total.

Las franjas y costos se revisan en forma anual y pueden encontrarse en la página web del FNR: http://www.fnr.gub.uy/search/node/copagos

Nótese que no hay un límite de ingresos que «excluya» la cobertura parcial de los tratamientos.

El copago incluye TODAS las consultas, ecografías, dosificaciones de hormonas, medicación y procedimientos DURANTE EL TRATAMIENTO. Respecto a la medicación se dará cobertura durante la estimulación ovárica, no así el soporte de fase lútea, dado que se encuentra dentro de la prestaciones del PIAS.

El paciente es libre de elegir con qué equipo realizar el tratamiento de alta complejidad, independientemente de la mutualista a la que pertenezca, al igual que otros tratamientos con cobertura por parte del FNR (ej.: cirugía cardíaca, cateterismo, diálisis, etc.)

Diferente es el caso de los tratamientos de BAJA COMPLEJIDAD, en los cuales si el paciente decide realizarlo a través de su prestador de salud, deberá realizarlo con el técnico que dicha institución provea.

El uso de semen de banco tiene diferentes indicaciones, como ser:

  • Alteraciones espermáticas severas con falla de FIV/ICSI previo/s
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas del varón
  • Riesgo de transmisión hereditaria de alguna enfermedad
  • Pacientes serodiscordantes (en los que no sea posible lavar el semen o no lo deseen por los riesgos que aun puedan presentar)
  • Mujeres sin pareja o parejas de mujeres
  • Pacientes con ausencia de espermatozoides en el eyaculado (azoospermia) que no desean o no pueden realizar una FIV/ICSI con espermatozoides procedentes de biopsia testicular
  • Otras causas

Para acceder al banco de Semen debe realizarse una consulta en el Laboratorio Fertilab donde se encuentra el banco de semen. Allí se darán los pormenores del procedimiento, reclutamiento y selección de donantes, almacenamiento de las muestras, tasa de eficacia, garantías, riesgos y costos.

Se utilizan únicamente muestras congeladas, luego de un período de «cuarentena» como medida de seguridad a fin de evitar los “períodos ventanas” de infecciones de transmisión sexual como el HIV.

Las muestras de semen donado pueden emplearse en técnicas de baja complejidad (inseminación) o alta complejidad (fertilización in vitro).

En Uruguay se admite un máximo de hasta 25 nacimientos por donante.

En estos videos se muestra como administrar la medicación:

Menopur

Gonal F

Ovidrel

El camino de la infertilidad o subfertilidad es tortuoso y algunas veces largo y frustrante. Algunas parejas en lugar de fortalecerse se terminan desgastando en diferentes aspectos.

La sexualidad puede perder su lado placentero para pasar a ser un acto biológico con el único objetivo de embarazar. Durante los tratamientos también aumenta la ansiedad y se pierde intimidad.

En GESTAR tenemos muy presente estas dificultades y otras en el área psicofisica y sexual, y trabajamos en un equipo multidisciplinario en el cual la psicología de la reproducción tiene su importante lugar durante los tratamientos e incluso se continúa una vez logrado el embarazo.